Cambio Climático

Cambio Climático

[Update 4 de marzo 2017]

(He puesto estos enlaces hullabalooseros esta mañana pa ir aclarando algunos conceptos… [toi por pasame al astunglish, pero voy a conteneme un puquiñín…]).

alótropos de carbono

sinterizado de descarga pulsante del Ti3AlC2 (dicarburo de aluminio-titanio) en rangos bajos de temperatura

(sistema cúbico centrado en caras) fcc  δ-hierro

sinterización

[ Rapid synthesis of ternary carbide Ti(3)SiC(2) through pulse-discharge si
Z F Zhang; Z M Sun; H Hashimoto
Metallurgical and Materials Transactions; Nov 2002; 33A, 11; Academic Research Library]

Suena ajeno, raro, técnico, lejano…

Pero el clima, es lo que nos rodea a todos.

El que las mimosas estén floreciendo la primera semana de febrero, no le llama la atención a la inmensa mayoría de la gente, porque la inmensa mayoría de la gente no sabe distinguir una mimosa de un algarrobo loco.

Y la inmensa mayoría de la gente no sabe que las mimosas normalmente en Asturias florecen en mayo.

EN MAYO.

Pues bien, estamos a siete de febrero y las mimosas ya han florecido (a finales de enero).

Eso son cuatro meses de anticipación sobre lo que sería el periodo normal de floración de las mimosas.

Lo cierto es que este año y debido a amarguras, perdón, quería decir, circunstancias personales, no he estado tan pendiente del clima y otras consideraciones que se pueden observar a simple vista y sin instrumentos de precisión, que indican que no es normal en absoluto el entorno que nos rodea.

Pero sí que me he fijado en las mimosas vistosas de por sí y de color amarillo cuando están floridas.

  • Señora, no se ponga así. Las mimosas son sólo mimosas.
  • Verá, buen hombre… ¿Sabe usted porqué las mimosas se llaman mimosas?
  • Pues… no.
  • [Me lo temía…].

Las mimosas se llaman mimosas porque si se tocan sus hojas, se retraen, es decir, si usted se acerca a una mimosa, y acaricia suavemente sus hojas y observa, verá que la mimosa recoge sus hojas hacia adentro, porque nota que algo la ha tocado y se protege de esa forma.

No lo sé, pero en vista de esa característica que sí sé, es bastante posible que las mimosas sean más sensibles a los cambios de iluminación (día-noche) y temperatura (frío-calor) que la mayoría de plantas en regiones templadas, y es muy probable que ese desfase de CUATRO MESES en la floración de las mimosas se deba a la acción derivada del cambio climático.

Verá usted, si a una planta se la satura con nitrógeno y se le da calor adicional, esa planta acelera su desarrollo y ciclo vital de forma que en lugar de tres tiempos, necesita solamente dos tiempos.

Es decir, si un año tuviese 360 días, y la plantas florecen “por el libro”, de forma natural vuelven a florecer “por el libro” exactamente en la misma fecha del año (semana más, semana menos).

Si se acelera, en lugar de 360 días, tarda 240, que es una relación 3 a 2, y que son CUATRO MESES de diferencia, que es lo que las mimosas en Asturias están indicando en este momento.

Cualquier persona que se dedique o haya leído sobre el cultivo de plantas en condiciones controladas sabe que es cierto lo que estoy diciendo.

Cualquier persona que sepa reconocer una mimosa, sabe que ya están floridas.

Cualquier persona que sepa que lo normal es que florezcan en mayo y lea esto que estoy escribiendo se estará dando cuenta que es cierto lo que digo.

¿Y esto por qué se está produciendo?

Por el aumento de la explotación y transporte de energía eléctrica sea por cable, o por aire, o cualquier otro medio.

La energía eléctrica por cable, se dirige y localiza mejor, pero tiene una mayor pérdida de carga debido a la resistencia del hilo conductor, sea del diámetro que sea.

La energía eléctrica sin cable, se dirige y localiza peor, tiene menor pérdida de carga puesto que en general, la resistencia al paso de corriente del aire es mucho menos que la del cobre, por ejemplo, pero se disipa antes, se transmite antes, y sus efectos localmente, se notan antes, y el aumento de ancho de banda en redes de telefonía, datos, tv, y radio conlleva una mayor irradiación del medio circundante, y eso es lo que ya están indicando las mimosas (y la sismicidad, que se ha triplicado respecto a 2014, y está directamente relacionada con el magnetismo).

Un litro de agua que pasa desde un depósito a un grifo por una manguera perforada, pierde caudal a todo lo largo de la manguera, pero se localiza mejor dónde cae el agua que la manguera va perdiendo.

Un litro de agua que pasa desde un depósito a la misma distancia pero directamente nebulizada a todo lo largo de la misma longitud, alcanza además del punto donde se quiere transmitir, todo el área circundante, y el magnetismo “nebulizado” se localiza y controla peor.

Si no lo ha entendido usted, lea al menos lo que es una mimosa y lo que ha venido siendo lo normal respecto a las mimosas en Asturias durante los últimos cuarenta años.

Hay muchas más cosas que decir respecto al cambio climático, y cómo la electricidad y otras industrias influyen en él. Algunas ya las he comentado.

Esto parece que no se entiende. Voy a explicarlo otra vez:

La variación entre horas de luz y horas de ausencia de luz (día y noche), depende de en qué punto en el recorrido de la Tierra alrededor del Sol, se encuentra ésta.

En estas latitudes (distancias al ecuador), el ángulo en que los rayos del Sol inciden sobre la superficie (el plano tangente a la superficie) va cambiando a medida que la Tierra va girando a lo largo del año alrededor del Sol.

Esto es lo que produce los solsticios, que son los momentos de máxima o mínima exposición a los rayos del Sol.

Tiene que ver con la inclinación del eje de rotación respecto al plano por el que la Tierra va rodeando al Sol a lo largo del año.

Pero es que, la explotación de la energía eléctrica produce tanto magnetismo extra que esa inclinación ya no se mantiene “fija” respecto al plano, sino que va variando, cabeceando de un lado a otro de la forma en que cabecean las escobillas de un limpiaparabrisas de un coche, solamente que no en un ángulo tan amplio.

En resumidas cuentas, el eje de rotación, en lugar de permanecer con la misma inclinación respecto al plano, se va desviando anormalmente unos tres grados a izquierda y derecha respecto a lo que sería la posición que tendría que tener.

Por eso si se está pendiente y se mide, se ve, que las horas de salida y puesta de Sol no siguen el horario que tendrían que seguir, y hay momentos en que esa oscilación anormal del eje (que se llama precesión-nutación, y que normalmente se produce en centésimas de grado) hace que en lugar de aumentar disminuya la duración de los días (o a la inversa).

La diferencia entre las posiciones máxima y mínima es de 43 grados. En los equinoccios, hay cero grados respecto a la normal al plano, en los solsticios hay 22,5 hacia derecha o hacia izquierda, según el solsticio y hemisferio.

Y además hay mas menos tres grados dependiendo del vaivén provocado por el exceso de magnetismo, eso quiere decir que si por ejemplo, la inclinación tiene que ser de tres grados, dependiendo de dónde esté ese exceso, el resultado es de entre seis y cero grados de inclinación.

Dependiendo del día en el año esos tres grados de más o de menos se notan más o menos, y además, tres grados es casi la séptima parte de 22,5 (casi un mes).

Así que no me extraña que las mimosas ya hayan florecido en enero.

(Si queréis entender esto mejor leeros lo que escribí sobre la lemniscata, que tiene una curva en forma de ocho con grados en el margen vertical, y minutos de desplazamiento respecto al mediodía solar y medio en el margen horizontal).

¡Se me olvidaba y es importante!

El hecho de que yo (y otra gente que lo habrá observado) haya entendido a qué se deben estas anomalías, no quiere decir que esté controlado.

Saber porqué se produce un fenómeno no lo soluciona por sí solo. Así que si ya os habíais relajado, lo siento, pero saber que es eso lo que pasa, no soluciona el problema.

Para solucionar el problema hay que cambiar el modo de explotación de la energía eléctrica y otras industrias.

Yo ya he hecho lo que puedo:

Observarlo, medirlo a groso modo, analizarlo, explicarlo, y tratar de difundirlo.

No puedo hacer nada más.

Si vosotros podéis hacer algo al respecto ir haciéndolo ya, porque la sismicidad por ejemplo, está aumentando de forma exponencial, y si nadie lo impide, seguirá creciendo correlativamente a la implantación y desarrollo de tecnologías móviles y líneas de transporte de suministro eléctrico.

Update 4 de marzo 2017

Antes de nada y para que no haya confusiones al respecto… no soy el padre Mundina.

Aquel cura que salía por la tele dando consejos de jardinería a los tele-videntes.

Sin embargo, he de comentar lo de las mimosas más despacín (los enlaces de arriba son complicados de entender y salvo que preguntéis, no comentaré nada específicamente para cada uno, pero tener en cuenta que leer, y entender enlaces como esos y muchos además es una actividad en la que normalmente ocupo mi tiempo, y las cosas que cuento las voy sacando de documentaciones serias independientemente del tono humorístico que use algunas veces).

Las mimosas son unos árboles de la familia de las acacias, provienen de Australia y crecen mejor en sustratos arenosos, secos, y sueltos.

http://plantasyjardin.com/2012/02/acacia-dealbata-mimosa-acacia-australiana-aromo/

Los suelos arenosos suelen tener un pH básico, y ese tipo de pH favorece el crecimiento de este tipo de árboles.

El pH es la medida del número de iones de hidrógeno con carga positiva que están disociados en una disolución, pero en realidad al ser un exponente con signo opuesto cuanto mayor es el número de pH, menos concentración de hidrógeno libre tiene la mezcla.

  • ?

Lo explicaré de forma sencilla (técnicamente la base es el número e porque son logaritmos naturales y no de base decimal como lo explico más abajo).

10 a la 3, son mil.

3 es el exponente de 10^3.

10 a la menos 3 es una milésima.

-3 es el exponente de 10^-3

El pH de una solución con 10^-3 átomos de hidrógeno libre es 3.

Eso quiere decir que en un litro de solución hay una milésima parte de átomos de hidrógeno disociados.

Si en cambio hubiese 10^-9, sería una milmillonésima (un nanómetro es una milmillonésima de un metro).

Una milmillonésima es un millón de veces menos cantidad de lo que sea que una milésima.

El pH en ese caso de concentración de exponente -9, sería 9, y como lo que se considera un valor neutro de pH es pH=7, los ácidos disminuyen (porque hay más hidrógeno “suelto”), y las bases aumentan, un pH de 9 es un nivel bastante basificado de disolución.

La cosa es que las mimosas necesitan un pH basificado (mayor que 7).

En este caso de la floración anticipada de las mimosas (y en realidad de todas las plantas porque hasta lo han dicho ya por la tele), lo que ocurre es que se está favoreciendo la descarboxilación, es decir, la liberación de grupos carboxilo -COOH, y eso hace que se formen muchas más auxinas, que son dicho en términos de andar por casa, hormonas de enraizamiento, es decir, filantes.

Lo mismo que hace un par de años habréis observado con el hielo en las cubiteras de casa si me hicisteis caso para ver como se forman crecimientos epitaxiales fuera de laboratorio (que en laboratorio o taller [1] de producción se logran mediante la aplicación de diferencias de potencial suficientes para crear un campo electromagnético que permite orientar la manera en que se van situando los átomos y moléculas de una sustancia).

[1]  Os sonará raro… pero lo cierto es que hay campos electromagnéticos químicos que se crean por diferencias de potencial entre los iones o molécular con carga iónica, que es lo que en química se llaman radicales. Es lo que técnicamente se llama potencial químico, y es lo que permite el intercambio de electrones entre membranas (bomba de electrones). El potencial químico es también lo que hace que funcionen las baterías, pilas, y acumuladores, estos ya os sonarán más.

El crecimiento epitaxial de las astillas de hielo, es algo que se produce de manera natural a latitudes cercanas a los polos, y en condiciones de oscilación térmica amplia y rápida.

Eso es lo que favorece también la formación de auxinas.

Las mimosas (que florecieron en enero), la llegada anticipada de la primavera, las astillas de hielo en las cubiteras, son resultado de una variación adicional de la amplitud térmica debido a la interacción con el electromagnetismo.

Os recuerdo que saber que ocurre no soluciona el problema por sí solo.

Y sin más, me lanzo a cantar villancicos carnavaleros.

Acerca de María Cristina Alonso Cuervo

I am a teacher of English who started to write this blog in May 2014. In the column on the right I included some useful links and widgets Italian is another section of my blog which I called 'Cornice Italiana'. There are various tags and categories you can pick from. I also paint, compose, and play music, I always liked science, nature, arts, language... and other subjects which you can come across while reading my posts. Best regards.
Esta entrada fue publicada en Environment, Español, Global issues, Local, Physics Chemistry and Mathematics, Science, Seismicity, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Click below (you can make a comment also through Google +)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s