1980

1980

Recuerdo que estaba en sexto de básica en aquel año.

Recuerdo que le pedí al “profe” la hoja de enero del calendario de 1980 que estaba colgado en la pared del aula, cuando llegó el mes de febrero y la hoja de enero iba a terminar en la papelera, y se la pedí porque en 1980, había empezado en enero la década de los ochenta.

(He comentado respecto a la fecha, curso 1980-1981 sexto de EGB).

Don Jaime era un estupendo profesor de ciencias naturales y matemáticas, cuando yo tenía diez años y él tenía treintaipico, yo asistía a sus clases que eran entretenidísimas, porque a mí me encanta la física, las matemáticas, y las ciencias en general, y Don Jaime explicaba muy bien , y ya cuando yo tenía diez años, en enero de 1980, me enseñó (en realidad él no quería enseñármelo, no esperaba que yo, con diez años, lo aprendiese o lo recordase, pero yo aprendí escuchándole)  que se podía examinar a los alumnos dejándoles el libro para consultar encima del pupitre, porque en la hora que duraba el examen si los alumnos no se lo sabían no se lo iban a aprender en el momento para contestar correctamente.

“Cuéntame algo normal”.

¿Normal?

Pues normal lo que se dice normal no puedo contar nada.

No es normal que una persona como yo se vea en las circunstancias en que me encuentro. Aunque voy a hacer un esfuerzo:

Hace tres años le di gracias a Dios.

Y (él que sabe que le quiero, y que yo lloraba cuando aprendía su historia en la parte humana de Dios el hombre, de pequeña, cuando estaba en clase de religión, sabe porqué le di las gracias) le di gracias porque finalmente entendí lo que estaba pasando en mi vida.

Y le di las gracias, hará unos tres años, porque finalmente entendí que lo que pasa en mi vida no tiene nada que ver conmigo, entendí que lo que pasa en mi vida es que vengo cargando con cosas que nunca hice, entendí que de la misma forma que ahora me encuentro en una situación injusta debido a las ingerencias de terceras personas que han llevado las cosas a este punto (punto que yo me voy a empeñar en los próximos 33 años de mi vida en clarificar), esa misma situación se ha venido produciendo desde hace más de trenta años.

No se entiende, no, ya lo sé.

No se entiende que una buena persona como yo, que nunca le ha hecho daño a nadie se vaya a ver en la necesidad de pedir ayuda a los servicios sociales.

No se entiende que un motón de gente haya accedido a hacer una pequeña modificación en las opiniones, acciones…

No se entiende porque:

-“¿Qué crees que le voy a hacer?”

Nada. Hacer no me ha hecho nada, pero lo último [ÚLTIMO] que intentó [IMPUNEMENTE] ha sido:

INTERNARME EN UN PSIQUIÁTRICO.

-Pero… oiga, señora… ¿un psiquiátrico?

-Pues verá, lo de psiquiátrico no suena bien… ¿le parece mejor un centro de salud mental?

-No, si yo.. era por criticar na más…

Lo cierto es que si se sabe, se entiende, si no se sabe,no se entiende.

Así que voy a explicarlo pa que se sepa:

Tengo 48 años recién cumplidos, soy una excelente persona, y soy una mujer.

Y algún malnacido ha estado diciendo lo que le ha servido para llevar las cosas al punto en que están.

Es lo que hay.

(Pero ya se acabó).

Acerca de María Cristina Alonso Cuervo

I am a teacher of English who started to write this blog in May 2014. In the column on the right I included some useful links and widgets Italian is another section of my blog which I called 'Cornice Italiana'. There are various tags and categories you can pick from. I also paint, compose, and play music, I always liked science, nature, arts, language... and other subjects which you can come across while reading my posts. Best regards.
Esta entrada fue publicada en Español. Guarda el enlace permanente.