¿Te quiero?

¿Te quiero?

Este es un post no apto para diabéticos (avisados estáis).

Después de más de treinta años fuera del armario…

Y diréis ¿fuera del armario?

Sí, fuera del armario. Esa expresión de estar fuera del armario, se acuñó mucho después de que yo hubiese salido del armario. Y no, no soy carpintera, soy lesbiana… es decir, no me gustan los hombres. No tengo nada en contra de los hombres, pero no me veo compartiendo la vida con un hombre (en realidad y desde hace muchísimos años no me veo compartiendo la vida con nadie). Y hay muchos hombres a los que quiero, pero no como pareja, no me atráen en ese aspecto.

(Bueno ya, ¿y lo de la diabetes? diréis…)

Lo de la diabetes, viene a cuento de que yo soy tan dulce, que soy empalagosa. Fijaros que si se tratase de un oso de gominola, igual voy y le echo una cucharadita de azúcar…

No lo parece, lo sé, pero así es como soy: empalagosa, así que si sois chicos, manteneros alejados de mí en ese aspecto. Y si sois chicas haceros con un antídoto azucarero, e ir cogiendo número, y no os desesperéis si no os hago ni puñetero caso (no es por vosotras, es que hace años que estoy reticente al respecto de entablar relaciones con nadie).

Hay una zorra histórica que lleva años intentando echarme el lazo, mientras yo pienso: Dios mío dame paciencia… Lo que por cierto… me recuerda el viejo chiste ese de ” Tú eres tú, y yo soy yo, ¿quién es más zorra de las dos? a lo cual, al menos yo, digo: “ella” ( y me descojono, con perdón por la expresión).

Os puede parecer entretenido, jocoso, hilarante, ridículo… lo sé.

Más ridículo resulta ser el objeto de una serie de manipulaciones “de altos vuelos”, y por equivocación, además. Pero así es mi vida: absurda.

¿Y aparte de esto… ? Aparte de esto, quedan las manifestaciones de industriosos industriales que dicen que el fracking nunca  ha provocado un solo terremoto en el globo. Manifestaciones a las que dan pábulo los medios de comunicación, inconscientes ellos del problema que tienen en Salt Lake City, o en los acuíferos todos de California y Mexico, donde misteriosamente han desaparecido las aguas, y padecen una sequía histórica, a la que responden con cortes de suministro eléctrico, porque hace años que han notado que la sismicidad se ve afectada por la generación y transporte de energía eléctrica.

Yo he leído en diferentes medios digitales al respecto de este tema. Han hecho un oleoducto desde Alaska hasta Texas recientemente. Ese oleoducto, pasa por diferentes estratos y estados de Estados Unidos, y ese oleoducto ha provocado una crisis sísmica que sigue activa a día de hoy, mucho peor de la de Vinarós, que se las trae.

Pero ¿qué se puede esperar de un mundo donde el Instituto Geológico y Mineralógico Nacional permite que se instalen estaciones de inyección de gas (y vete a saber que otras cosas…) en puntos estratégicos, como los emplazamientos de Gaviota I, y Gaviota II, cercanos a Irún, de donde parte la desconocida por casi todos falla del Duero?

Nada bueno…

Acerca de María Cristina Alonso Cuervo

I am a teacher of English who started to write this blog in May 2014. In the column on the right I included some useful links and widgets Italian is another section of my blog which I called 'Cornice Italiana'. There are various tags and categories you can pick from. I also paint, compose, and play music, I always liked science, nature, arts, language... and other subjects which you can come across while reading my posts. Best regards.
Esta entrada fue publicada en Environment, Español, Global issues, Tectonics, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.